Así fue PechaKucha Night Valladolid vol.06

On noviembre 10, 2014

Para el volumen 6 de PechaKucha Night Valladolid hice una propuesta, que la mitad de las propuestas versaran sobre un tema común, en este caso la Arquitectura, la respuesta a la idea, una sonora bofetada en forma de diez propuestas, diez presentaciones heterogéneas a más no poder, educación, emprendimiento, deporte, ilustración, cooperación, …  Gracias por no hacerme ni puto caso, en PechaKucha la norma son el 20×20, la pasión y entusiasmo, lo demás, inventos.

Recordando los dos años desde que me concedieron la licencia para organizar PKN en Valladolid la noche comenzó con un repetidor, Javo Cortecero dispuesto a hacer que lloviese queso, reivindicando el producto artesano con su #cheesestorming, Luis y Begoña a continuación nos hicieron notar lo achacosas que llegan al final del día la batería de nuestros teléfonos y nos proponen cargar las pilas con BattGet, Andrés Carretero disfrazó un ensayo de pechakucha para plantear si un evento global puede servir para una crítica local ¿qué decís?, Sonia y Pilar nos hacen notar la importancia de la emoción, las emociones, en el proceso educativo y la primera parte concluye con deportividad, Inés juega al rugby ¿por qué no se apuntan más chicas, más niñas?, animaos.

Tras el descanso una mala noticia, Óscar debe irse porque su niños está enfermo, afortunadamente todo quedó en el susto y habrá ocasiones en el futuro para verle sobre la tarima, comenzamos con Javier Álvarez y su capacidad para hacer cincuenta kilos de croquetas o cualquier otra cosa que se proponga, Virginia nos dio una lección magistral sobre Cultura Libre, y disfrutó de 20” extra por el enésimo error del abajo firmante, los aprovechó.
Punto y aparte en el párrafo merece la inenarrable presentación de La Criminal, sirenas, medias y barbis exprimieron las posibilidades del formato, y la noche concluyó con la emocionante reivindicación de Alberto ¿quienes son los gitanos?, ¿los de Ketama, los marginales?, o quizás personas que quieren tener un trabajo y llevar a sus hijos a la escuela sin que les prejuzguen.


Quizás la noche más heterogénea de los 6 concluyó con un sorteo, un tanto disparatado por la generosidad de nuestros amigos, no daba abasto a regalar bolsas de gitanos, chapas de Intras y obras de arte de La Gran, hasta el punto que olvidé las entradas para el Teatro Zorrilla, que sorteamos al día siguiente entre quienes se fotografiaron en el photocall, sí, tenemos photocall gracias a LaManufactoría, en adelante todos a retratarse.


Como siempre debo agradeceros a todos la asistencia, es emocionante, a Manu y Zyllan su patrocinio, a La Gran y el Teatro Zorrilla su generosidad y a Lutton Gant sus fotos, ¿a que molan?


Próxima edición, 20 de febrero, viernes, 20.20 ¿quieres ser presentador en PechaKucha Night Valladolid?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *