Así fue PechaKucha Night Valladolid vol.05

On julio 16, 2014

Si llueve nos mojamos era el lema del quinto volumen de PechaKucha Night Valladolid, quienes creías que lo decía con la boca pequeña nunca lo sabréis porque el 27 de junio fue un espléndido día de verano. Tan de verano que nos vimos obligados a incumplir nuestras normas, a las 22.00 en lugar de las 20.20, e impuntuales, porque no había forma de que tan hermoso día oscureciese en la preciosa Plaza del Coco Café, también tiene otro nombre pero merece llamarse Plaza del Coco.

El caso es que a plena luz del día, en plena calle bajo la distraída mirada de los habitantes de Playa Wattenberg nos pusimos a montar el garito, Toño aka Rodinia  montaba el proyector, Davinia el audio, además de las cervezas, yo mi viejo portátil, que más adelante protagonizaría una desagradable anécdota y con Pedro LaGran y Pablo, mi ayuda de cámara ahora que Daniel me ha abandonado :-(, acercamos unas gradas que alguien había dejado olvidadas, estupendas para completar el aforo.

Y sobre las diez y cuarto comenzó el volumen quinto en el que el Coco, origen y acepciones del término, fue el hilo conductor que cosía las nueve diversas y variopintas intervenciones, rompiendo el hielo Javier Herrero con una extraordinaria exposición de la historia de la fotografía de paisaje, a continuación Guillermo Sanz nos hizo una propuesta tan simple como sugestiva, clases de inglés en cafés con encanto. Mario Rodríguez y Jaime Jalón, menudo tándem, nos invitaban a una nueva red social dedicada a nosotros, los vallisoletanos y Pablo Sánchez tuvo la desdicha de sufrir de mi mala cabeza, no por loco sino por torpe, olvidé enchufar el portátil y la batería se acabó a media presentación, miles y eternas disculpas a Intras, y enhorabuena a Pablo que demostró unas tablas extraordinarias al convertir un parón de cuatro minutos en una oportunidad para el debate y la conversación.


Después de un agradable descanso, con la barra no tan concurrida como otras veces gracias al servicio mesa a mesa (vaya curro Natalia, Davinia) retomamos el hilo del coco y con fuerza, con la modulada voz de Alfredo Corell que se reinventaba mientras nos enseñaba qué es un anticuerpo, siguió el cielo, los cielos, que José Santos ha visto en muchos viajes a través de sus ojos de Arquitecto, Emma Gutiérrez nos enseñó una proyecto editorial diferente a otros, Isabel González con sus quehaceres y su ropa iba acercándonos el final de la velada que remataron dos reincidentes, Marta Álvarez, Pedro Gallego y su red de mujeres artistas.

Al final mantuvimos la tradición del sorteo, con un par de entradas al Teatro Zorrilla y dos juegos de tatuajes de La Gran, gente conocida de nuevo entre los afortunados, de verdad, lo pregunto en serio ¿quiénes venís a ver éso?, ¿es que no bebéis? 😛

En fin, un breve resumen, una reseña, de una noche extraordinaria, emocionante, gracias de corazón a los presentadores, al público, a Toño, a Natalia, a Davinia, a Lutton Gant, autor de las fotografías que ilustran este artículo y muy especialmente a Zyllan Fotografía que continúa siendo mecenas de este evento.

El próximo otoño PechaKucha Nigt Valladolid vol.06, ¿te apuntas a presentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *