Así fue PechaKucha Night Valladolid vol.10

On noviembre 3, 2016

pkn10_luz10-15

Siempre puntual, a las 20:20, esa es la norma que no se puede saltar en una tarde que había arrancado horas antes con la instalación del sonido, ¡dos altavoces!, y la tarima. Me gusta especialmente la instalación de la tarima, no sé porque, quizás saber que esto se sostiene en unas cajas de refrescos me hace pensar en lo divertido que es a veces lo precario.

Antes de las ocho comenzaba a llegar público, personas que ya querían coger sitio, más de veinte minutos de adelanto, eso mete mucha tensión, es la edición Diego, digo, Diez, y todo debe ir mejor que bien. Todos debemos pasar un buen rato, y el abajo firmante ha doblado la apuesta al postularse, y seleccionarse, como presentador.

PechaKucha tiene una cara pero muchísimo apoyo y ayuda sin las que nunca habría salido adelante.

Y como decía, puntual el Kike se subió a la palestra a anunciar una noche en la que también se homenajearía a los presentadores de las anteriores nueve ediciones con la presencia de Manuel, Begoña, Leticia, Pilar, Pedro, Isabel, Pedro y Marta dando pie a los protagonistas de la noche, como también subieron la prole del organizer (Pantoja Style) y su socio Juan, pues PechaKucha tiene una cara pero muchísimo apoyo y ayuda sin las que nunca habría salido adelante.

Alejandro comenzó relatando algunas carencias de nuestra universidad y cómo propone superarlas, siguieron Carmen y José para hacernos ver que si un coche requiere mantenimiento más aun una vivienda, que es más útil y cara. Laura piensa en África y como energetizarla, Mónica en representación de su Team reivindica su absoluta vigencia y capacidad, Raquel nos descubre una nueva forma de proyectar edificios y Kike despide la primera parte, no sabemos para qué.

Si al menos un espectador se ha hecho donante de médula desde entonces organizar PechaKucha habrá servido de algo.

Tras unas cervezas, no muchas, no pocas, y con una vigorosa invocación de uno de nuestros veteranos se sube Julio que quiere darle la vuelta a la Universidad, suerte, Marcos y Amaya continúan hablando de la Universidad, y de cómo implicarse en cooperación desde ella, Paco sabe hacerse preguntas y nos convence de que debernos hacérnoslas, Raquel no quiere que volvamos de un viaje sin saber responder a “fuiste a ver” y la noche la cierra con emoción aquel que comenzó el volumen uno, Rafael que casi cuatro años después aun está en pie. Si al menos un espectador se ha hecho donante de médula desde entonces organizar PechaKucha habrá servido de algo.

Y así despedimos el volumen 10, sin sorteos ni zarandajas que ya iba haciéndose tarde.

Volveremos pronto, en el volumen 11.

Si vosotros queréis, y ¿cómo demostrar que queréis?, ¡enviando propuestas!


Infinito agradecimiento a Daniel Rodríguez por el equipo de audio, a José Santos Arquitecto y Zyllan Fotografía por su patrocinio, a Imprenta Manolete por la cartelería, a 3A estudio por su labor en el diseño gráfico y web y a Pedro Iván Ramos (y Grabriel) por retratar tan magníficamente la noche.

Y gran abrazo a Lutton Gant, que es parte de este proyecto desde el principio y no pudo acudir por enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *